Principales motivos para ser docente


10 motivos para ser docente


jueves, 18 de agosto de 2022

Las carreras relacionadas con Educación y Pedagogía presentan grandes desafíos, pero al mismo tiempo ofrecen grandes recompensas. Descubre diez motivos para ser docente.



Masteres a distancia España

La profesión docente es una de las que requiere más componentes vocacionales. La educación involucra una pasión que, sin lugar a dudas, no tiene todo el mundo.

A pesar de que demanda muchos sacrificios, también es un trabajo muy gratificante. En este artículo, se brindarán diez motivos para ser docente. Dedicarse a la docencia vale los años de estudio:

1. Experimentar lo satisfactorio que es hacer la diferencia

Los maestros y profesores experimentan una enorme satisfacción al ver los progresos de sus estudiantes. Observar cómo las personas a las que les explicaste se interesan en los temas y aprenden es sumamente satisfactorio. 

Ayudar a moldear el futuro de otras personas y generar un impacto positivo en cómo perciben el mundo que las rodea es una tarea docente.

Las personas que se dedican a educación tienen la capacidad de fomentar la imaginación y la creatividad, forjar el carácter y proporcionar a sus estudiantes las herramientas que necesitan para desenvolverse de una manera óptima en la vida cotidiana. Si te conviertes en maestro o docente, verás los frutos de tu trabajo en cada persona a la que le enseñarás.

2. Entablar vínculos interpersonales

Si tu idea es dedicarte a la ciencia, te apasionan las matemáticas o amas la literatura, ser docente te brinda la posibilidad de hacerlo. Al mismo tiempo, podrás compartir tus conocimientos sobre el tema con otras personas.

Los profesionales de la docencia interactúan con los estudiantes, colegas y miembros de la comunidad de forma continua. La docencia es una excelente opción para quienes disfrutan de tener un trato constante con las personas. 

3. Vivir de lo que amas

Para gran parte de la población, el trabajo no es más que un medio para un determinado fin: obtener un salario que les alcance para cubrir sus gastos. Sin embargo, aquellas personas que se dedican a la docencia tienen una verdadera vocación.

No solo no trabajarás por un sueldo, sino que pasarás tus días siendo mentor, líder, guía y ejemplo de muchos de los que te rodean. Esa es una de las principales motivaciones de los docentes.

4. No tener establecida una rutina 

Si eres una de esas personas que sienten rechazo ante la idea de que su trabajo sea únicamente realizar una tarea idéntica a la del día siguiente, la docencia es para ti. Más allá de tener que asistir a un centro educativo, o dar clases en tu hogar, la profesión docente ofrece una innumerable variedad de tareas.

Permite trabajar con diversos grupos, niveles, de distintas maneras, proponer diferentes actividades y estar en constante cambio. Los docentes viven distintos desafíos que traen experiencias novedosas a diario. A su vez, pueden adaptar las clases según los distintos temas para evitar que se vuelvan monótonas. 

5. Estar en constante aprendizaje

Ser docente te brinda la posibilidad de ser un eterno estudiante. Cuando quieras enseñar un tema va a ser el momento donde aprendas más sobre él.

Las preguntas que te hagan los alumnos te llevarán y motivarán a indagar sobre las distintas temáticas. Investigar para incorporar nuevas tecnologías y metodologías a tus clases también forma parte de este inciso. 

6. Tener tu dosis diaria de humor

Si mantienes una actitud positiva y tienes sentido del humor, siempre encontrarás una razón para tener tu dosis diaria de humor, tanto si trabajas con niños como con adolescentes y adultos. 

7. Tener autonomía

Más allá de que haya programas que establecen los centros educativos, el gobierno y las autoridades, es el docente quien determina qué es lo que sucede en el aula.

Adaptando la currícula a sus conocimientos, creencias y habilidades, el docente goza de un alto nivel de autonomía. Cuenta, a su vez, con la posibilidad de expresar su creatividad a través de las clases que brinda. 

8. Disfrutar de la vida familiar

Uno de los beneficios principales del trabajo docente es que suele coincidir con el horario escolar de sus hijos. Por ese motivo, más allá de que debas corregir tareas o te lleves trabajo a casa, podrás pasar tiempo con tu familia. 

9. Tener más cantidad de vacaciones

Mientras la mayor parte de los trabajos ofrecen vacaciones de veinte o quince días libres al año, las vacaciones docentes generalmente son bastante más extensas y suelen coincidir con las de los estudiantes.

Por lo tanto, podrás disponer de varios meses en el verano para relajarte, conseguir otro trabajo, pasar tiempo con tus hijos o simplemente disfrutar. A su vez, contarás con dos semanas libres en invierno y una en primavera

10. Ofertas laborales

Buenos docentes se necesitan siempre y existen muchas instituciones que necesitan personas con ganas de enseñar. Dedicarte a esta profesión te permitirá trasladarte a cualquier sector del país y encontrarás trabajo en cualquier parte.

Estudiar Pedagogía

Si crees que ser docente puede ser parte de tu futuro y te gustaría estudiar alguna carrera relacionada con Educación y Pedagogía, en Masteres a Distancia España podrás encontrar información relacionada a este campo de estudio para que puedas decidirte.

Si ya eres docente y desearías seguir especializándote, a su vez existe una amplia variedad de ofertas académicas relacionadas con Educación y Pedagogía para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus preferencias y necesidades.


Para obtener más información completa el formulario que se encuentra disponible en este sitio y un asesor estudiantil se comunicará contigo a la brevedad.





Solicita Información al Instante



Al solicitar informes autorizo a mastersadistancia.es, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a cualquiera de las universidades y programas existentes en el territorio español.